EXCLUSIVA: DIARIO DE RODAJE (5) DE “CAZADORES DE SOMBRAS”

redaccion abril 12, 2013 0
EXCLUSIVA: DIARIO DE RODAJE (5) DE “CAZADORES DE SOMBRAS”

Hoy te presentamos la última entrega de los Diarios de Rodaje de la peli “Cazadores de Sombras: Ciudad de hueso”, la adaptación de la primera novela de la exitosa saga de Cassandra Clare: Mortal Instruments.

Esta semana te traemos ¡¡EN EXCLUSIVA!! la quinta entrega… Si estás flipando cada viernes con todos los secretos y las fotos inéditas de rodaje, ¡¡no te pierdas el último capítulo!! Y es que esta saga, protagonizada por Lily Collins y Jamie Campbell, va a arrasar y ya nos estamos mordiendo las uñas para que llegue el 23 de agosto… ¡¡Lo va a petar!!

¿Estáis preparados? Pues,… ¡¡vamos allá!!

DIARIOS DE RODAJE DE CASSANDRA CLARE (ÚLTIMA ENTREGA)

Día cinco : El viernes

Como hoy voy a participar de verdad en una escena, tengo que levantarme temprano para estar en vestuario, maquillaje y peluquería. Me he cruzado con Robbie camino del set, la mayoría de los sets de rodaje son muy poco glamurosos, están llenos de cajas y bultos, pequeñas cosas como si fuera un muelle de carga.

Tengo mi propio remolque (!) lo que significa que “Sideburns Guy” me tiene que traer té. Hablamos sobre su repentina fama.

Godfrey llega pronto al set para pasar por peluquería y maquillaje. Tiene un aspecto muy “cool” incluso sin haberse peinado ni maquillado. Lleva puesta su chaqueta de Magnus y las joyas pero no le han arreglado el pelo todavía. Y los tonos son suyos.

Me han contado que voy a ser una especie de demonio gato con traje. Tal vez liderando un imperio de gatos demoniacos. No lo tengo muy claro, pero sé que tengo una gran selección de zapatos increíbles para elegir. Todo el que me conoce sabe que estoy obsesionada con los zapatos, así que éste es el mejor día de mi vida. Finalmente escojo un par de ellos negros y brillantes.

Después de esto, paso por peluquería y maquillaje. Alguien ha pegado algo divertido pero profano al espejo; me dicen que fue Kevin. Es súper divertido estar trabajando con la gente de maquillaje, especialmente cuando sus instrucciones son dejarnos salvajes y locos. Mi parte favorita es cuando me colocan las orejas de gato. Son de oro brillante y se sujetan con una diadema y un millón de horquillas.

Después de maquillarme, me tambaleo sobre mis tacones por el set, que está dentro de una mansión enorme. Se ha fabricado con luces brillantes y linternas chinas. Hay mesas por todas partes y sobre ellas hay bebidas de colores de fiesta brillantes de la Ciudad de Huesos. Harald me coloca cuidadosamente al lado de la mesa junto a un demonio.

Ya ha oscurecido y hace mucho frío, así que nos dan a todos unos calientamanos para agarrarlos. El demonio es un gran fan de Los Juegos del Hambre. Hablamos sobre esto un rato. El equipo viene a preguntarme todo el rato, también Harald. De repente, el demonio me pregunta: “Quién eres?” Le explico que soy la autora y se queda encantado porque creen que eso significará que nos van a dar más mantas y calientamanos.

Hay descansos muy largos entre las tomas, durante ellos Kevin y Jamie hacen un concurso de quién salta más alto y puede tocar las ramas de los árboles. Las chicas están mucho más calmadas y es obvio que tienen mucho frío y se cubren con mantas hasta que tienen que volver a rodar porque llevan vestidos de fiesta – muy cortos!

Lily y Godfrey tienen mucho diálogo como Clary y Magnus. Les robo una foto delante de unas pantallas muy chulas.

Después de varias horas, el rodaje parece haber terminado y estoy preparada para irme a casa hasta que me doy cuenta de que no, no ha terminado. – Todas las escenas tienen que rodarse otra vez, en un ángulo diferente. Nos movemos todos alrededor de las mesas y son aproximadamente las tres de la mañana así que empiezo a dar cabezadas sobre una mesa, entre toma y toma. Actuar es duro, lo compruebo. Nadie es tan comprensivo.

MTV está hoy en el set de rodaje y todo el mundo está haciendo sus entrevistas entre toma y toma. Godfrey lo tiene que hacer sin pantalones, pero no te das cuenta porque está sentado. Aunque ahora, ya lo sabes.

Finalmente, estoy preparada para ir a casa. Amanece, así que agarro mi maleta y me dirijo al aeropuerto de Toronto para volar a casa. No soy capaz de quitarme las orejas de gato y tengo que andar por el aeropuerto con ellas puestas. La gente me mira extrañada y me retienen en el detector de metales. Cuando el policía me pregunta por las orejas, le explico que vengo de una película. “Por supuesto, seguro has estado”, me dice. Claramente, el glamour se ha acabado.

Comentarios

comentarios

Leave A Response »